sábado, 28 de julio de 2012

El paso de los años

Es difícil asumir que los años pasan y que el cuerpo nos va pasando factura de todo lo que hemos hecho. que décadas de desgates, stress, presiones, depresiones, fobias un día se manifiesten y que la cabeza diga basta, hasta acá llegamos, tenemos que hacer algo.
Más de una década de ver como se deterioraba la salud de mi papa, un trabajo de mierda con un ex militar a la cabeza que se llenaba la boca de amenazas , presiones y burlas hacia todo el personal, exceso de trabajo, más presiones y no tener un respaldo a nivel jefatura a quien recurrir.
Por otro lado un noviazgo que me consumió energía y años de juventud , me socavo el cerebro, corazón  y termino con un final de mierda.
Todo eso me saturo, y me llevo al limite, desde ahora comienza una nueva etapa en mi vida donde yo y mi salud física y mental son prioridad, donde no voy a tolerar mas presiones ni reclamos por lo que hice o lo que deje de hacer. Persigo mantener la lucidez que hoy por hoy tengo por muchos años más.


martes, 17 de julio de 2012

COMO?

*¿ Como contarles lo que pasa dentro de mi cabeza sin que piensen que estoy más loca que una cabra?
* ¿Como mostrar mis sentimientos y evitar que alguien diga ¿Era necesario llegar a este punto?
* ¿Como evitar que la ansiedad y angustia me agiten la respiración y me saquen de quicio y tratar de que nadie se de cuenta?
* ¿Como hago para que mi cabecita deje de fantasear y me haga volar alto, imaginar situaciones, enamorar? ¿como volver a la realidad sin pegarme un buen golpe??
* ¿Como hago para que la gente entienda que no quiero ser una más del montón, con la misma rutina día a día y sin ilusiones?
* ¿Como hacer para no tener amores platónicos y si reales y no compararlos?
Son demasiadas preguntas con muy pocas respuestas y muchas sensaciones encontradas.

miércoles, 4 de julio de 2012

Llego el plomero

El otro día tuve la desgracia de conocer a un señor plomero llamado Miguel, vino porque hay que hacer pequeños arreglos en el baño de la casa, ya me habían advertido que tenia mucha facilidad para babearse ante cualquier cosa que tuviera tetas. El asunto es que vino para la hora de la cena, inspeccionaba el lavatorio, el inodoro, dio más vueltas que la calesita, movilizo a toda la familia buscando un "fierrito de 2 metros" para destapar la  pileta del baño (cosa que no hizo nunca), eso si babearse si pudo, comento a mi mamá que yo tenia muchos nudos y que necesitaba masajes. Se fue sin hacer nada  con la promesa de volver al otro día y se despidió con un beso ( todavía me estoy resfregando la cara para sacarme las babas).
Ahora, hoy por hoy, seguimos esperando al plomero para que nos arregle el baño ¿será hora de conseguir otro profesional?
*que no nos manejes los tiempos
*que no nos tire onda
*que labure
*que no haga chistes pelotudos.
Entonces  a buscar en paginas amarillas se ha dicho.